Holanda sustentable

Cuando se trata de sustentabilidad, Holanda lo hace bien en todos los sentidos: transporte, energía, industria, residuos y una excelente infraestructura. Así es como los holandeses reducen su huella de carbono y proporcionan a sus ciudadanos un lugar ecológico para vivir.

Transporte ecológico 

Sin importar si es por agua, aire o tierra, existen muchas iniciativas en Holanda con respecto al transporte que son totalmente ecológicas. 

  • El aeropuerto de Amsterdam, anunció su objetivo de convertirse en carbono neutral para el año 2040.

  • El Puerto de Rotterdam está en proceso de construir una planta química que convertirá hasta 360,000 toneladas de desechos en 220,000 toneladas de metanol verde

  • Y por tierra, existe una iniciativa para tener autobuses de pasajeros 100% libres de emisiones en 2025. Esto a pesar del hecho de que Holanda es un país donde hay más bicicletas que ciudadanos, por lo que el transporte público no representa un gran impacto ambiental.

Energía inteligente e industrias verdes

En 2017, más de medio millón de hogares ya funcionaban con energía solar en Holanda, y aumentaron un 40% en comparación con 2016.

Una gran lista de empresas globales continúan eligiendo a Holanda por su infraestructura ecológica, muchas de las empresas que buscan expandirse, lo hacen con la idea de alcanzar y superar sus objetivos de sustentabilidad.

NIKE, por ejemplo, dio vida a su compromiso con el planeta en Holanda. En 2012, la compañía estableció una asociación estratégica con la empresa holandesa DyeCoo, desarrollando las primeras máquinas de tintura textil sin agua en el mundo.

Residuos

La separación de residuos es un gran tema en Holanda, y los ciudadanos son quienes toman la delantera. Hay estaciones de desechos para separar la basura en casi todos los rincones del país. Con contenedores para vidrio, papel, plástico, cartón, textiles y desechos residuales.

Otros tipos de desechos, como los químicos e industriales,  pueden llevarse a lugares especiales para su eliminación adecuada, y los desechos de gran volumen como muebles del hogar, pueden dejarse en lugares designados para que la municipalidad los recoja en el día de la semana que les corresponde.  

Cuando se trata de textiles y zapatos, existe una empresa social, que recolecta artículos de 135 municipios alrededor de Holanda, para ser reutilizados o reciclados por proyectos que trabajan por una industria de la moda más justa y sostenible. 

También existen diferentes iniciativas lideradas por los ciudadanos para evitar el desperdicio de alimentos, como comedores comunitarios y restaurantes que rescantan y utilizan el superavit de alimentos de los supermercados, para elaborar sus menús. 

Moda

Los holandeses pueden no ser conocidos por su alta costura, pero la capital cultural de Holanda, Amsterdam, es hogar de importantes marcas, así como de empresarios innovadores en la industria de la moda. Incluso cuentan con el primer museo interactivo para la innovación de moda sostenible. 

Sin duda, Holanda es pionera de la moda sustentable y circular y cuenta con diseñadores, productores, mayoristas y empresas minoristas comprometidas; que a menudo trabajan de la mano por una industria de la moda más justa y menos dañina para el planeta. 

Amsterdam también es llamada la capital mundial de la mezclilla, no sólo por albergar importantes marcas y productores, sino también por tener la primera marca de jeans orgánicos.

¿Qué iniciativas sustentables existen en tu país? Forma parte de la conversación en nuestras redes sociales.

Suscríbete a Corima Online Magazine