Frida

Frida Kahlo (1907-1954) fue una artista para algunos surrealista, para otros un tanto comercial. Que cautivó con sus pinturas no precisamente por el dominio de la técnica, o la exactitud con la que representaba los objetos o su propio cuerpo; sino por su capacidad para transmitir sus sentimientos y otros mensajes de trasfondo, ligados a su vida o a diversas situaciones de dolor, soledad y hasta convicciones políticas.

Te podría interesar |Frida Kahlo: Imagen y comercio

Con el tiempo su persona y su trabajo han ganado relevancia, y como todo y tal como diría Appadurai, se ha transvalorizado, es decir, se le han ido colocando nuevas significaciones, las cuales permiten alimentar y extender nuestras formas de definir y entender a la autora de La Columna Rota (1944); cuya finalidad es re-actualizarla en este mundo capitalista, ahora en caos a causa de una pandemia. 

Actualmente, en la exposición virtual Sola- mente Social podemos conocer una nueva perspectiva de Frida Kahlo. Como una artista mestiza latinoamericana que logró sobresalir en un contexto patriarcal y demostrar que era más que una musa y exceso de sensibilidad; también era una mente innovadora, brillante y creativa; al mismo nivel que cualquier genio de su época.

Por lo cual hoy es símbolo e inspiración para luchas de mujeres, de igual manera, para personas discapacitadas y todos aquellos grupos que son obligados a vivir diferentes formas de aislamiento social por el prejuicio, el racismo y la devaluación de su trabajo, tal como en algún momento le tocó a Kahlo. 

¿Qué podemos encontrar en Sola- mente Social ?

En esta exposición virtual, ahora por Instagram, en la cuenta del Laboratório Investigativo de Criações Contemporâneas em Dança, de la Universidad Federal de Santa María (Brasil),  podrás ver una serie de autorretratos fotográficos inspirados en la obra de la artista mexicana, e integrados como herramientas de auto-expresión y referencias de la diversidad, con el objetivo de expresar quiénes son y de proclamar la belleza de la diferencia, la diversidad y la alteridad. Bajo el lema: “el arte, es lo que nos con-mueve”. 

Esta iniciativa, bajo la curaduría de Odailso Berté, Mónica Borba y Cristian Castro; también, es un gran ejemplo de cómo podemos hacer públicas las experiencias individuales a través del arte, generando identificación con otros y declarando que lo personal, también es político.

Asimismo, demostrar, que si bien la pandemia nos ha confinado y evoca a los momentos de encierro de la pintora Frida Kahlo, también demuestra que, al igual que ella, los artistas de la muestra no han parado de trabajar. 

Creadores emergentes que brindan nuevas formas de discurso y representación, que nos permiten inferir los temas de emergencia de nuestra sociedad; y con ello, los discursos del arte contemporáneo. 

View this post on Instagram

Descripción del video: las escenas transcurren en un estacionamiento de la planta baja de un edificio. El piso es de cemento. A veces, pilares con franjas horizontales de señalización amarillas y negras se ven en el fondo, al igual que una pared blanca. El intérprete es un hombre joven de piel blanca, cabello castaño corto y baja estatura. Al inicio, cuando se escucha el ruido, vemos desde varios ángulos, un cuadrado de tierra marrón donde hay un banco de madera, una botella roja y un tazón plateado. Luego, un montón alto de hojas secas de arce que se mueven con el viento. Y justo después de eso, aparecen dos pies debajo del cuadrado de la tierra. Esto sucede sucesivamente algunas veces. Cuando comienza la música, la mano del bailarín se ve en un avión hundido se arrastra lentamente por la tierra. Luego sus pies, su mano sosteniendo la tierra, el hombre acostado. Luego, en un plano cerrado, la botella roja y una mano que lo hace verter un líquido transparente. Los pies del hombre dentro de la cuenca están mojados por esta agua lentamente y en varios planos. En el segundo ruido, la imagen es completamente gris y el hombre sumerge su cabeza en la cuenca llena de agua. El montón de hojas vuelve. Con el regreso de la música y el color hay una secuencia de tomas que repiten algunas escenas anteriores y el hombre camina, sus dedos imitan caminar sobre la tierra, ella aparece de espaldas con hojas en el cuerpo, hasta que el hombre comienza a detectar su espalda con arcilla húmeda. Se mueve sinuosamente desde el frente y la espalda, sostenido por una rodilla y el otro pie. El video termina con un bote de papel sobre la cuenca con agua y créditos por el trabajo. #paraquetodespuedanver

A post shared by LICCDA UFSM (@liccdaufsm) on

Claramente demostrado en el video performance “Gen(te)rra” (2020),  el cual establece relaciones entre la obra Lo que el agua me ha dado (1939) y la vivencia del aislamiento social en el cual algunos nos encontramos; que termina con la imagen de un barquito de papel navegando en un bote, delimitado, encerrado por una circunferencia redonda; esperando, al igual que nosotros, poder romper barreras y llegar a nuevos horizontes. 

Te podría interesar |5 pintores mexicanos dignos de ver que no son Frida Kahlo y Diego Rivera