metro

El Metro de la Ciudad de México es uno de los transportes más populares de la ciudad. Gracias a sus extensas líneas hace posible que millones de ciudadanos puedan llegar a diario a sus destinos en un corto tiempo.

De Norte a Sur y de Este a Oeste; el Metro de la Ciudad de México supera en gran medida a metros como el de Nueva York, Moscú y Tokio. Transporta a un promedio de 3.9 millones de pasajeros al día, lo que permite el flujo de una ciudad tan concurrida como es la CDMX.

¿Cómo es posible transportar a tal cantidad de gente? El metro lo logra a través de 12 líneas que se alargan por toda la ciudad; 184 para el interior de la capital y 11 hacia el Estado de México. 

Además de ser un transporte público popular, es una gran empresa que proporciona miles de empleos.

Dentro de cada estación podemos encontrar a las taquilleras, sentadas y siempre listas para brindarle a los capitalinos la posibilidad de viajar por toda la ciudad por solo cinco pesos.

También están los policías de estación, encargados de cuidar que todo se encuentre en orden y no se lleve a cabo ningún acto delictivo dentro de las instalaciones.

Dentro de los vagones podemos encontrar a uno que otro vendedor ambulante, que provee de diferentes artículos a los pasajeros. Pueden vender desde dulces, snacks, maquillaje, accesorios para celular, ropa, mochilas y otra infinidad de mercancía.

De igual manera entre el andar en cada estación; se pueden encontrar diferentes comercios, en su mayoría de alimentos, que sirven muchas veces de estaciones de descanso para los transeúntes de todos los días.

Estos son solo algunos de los empleos que circulan diariamente dentro del metro de la Ciudad de México; algunos más visibles que otros, pero hacen posible que el metro pueda operar a la capacidad que lo hace todo los días.

Te puede interesar: El timbre no suena…

El ejército de limpieza del metro de la CDMX

De los trabajos más invisibilizados y más importantes que se llevan a cabo a cualquier hora, es el de mantenimiento. Este ejército de trabajadores está presente en todos los rincones del metro; y son ellos los encargados de mantener las vías, pasillos, vagones, escaleras y pisos limpios.

Se les puede ver dentro de las instalaciones del metro con sus distintivos uniformes naranjas y su escoba, trapeador o cubeta en mano. Aunque la mayor parte del tiempo pasan desapercibidos para la mayoría de la gente que pasa corriendo a sus lados. 

Uno de los trabajadores de la estación Aquiles Serdán al Rosario (quien no quiso revelarnos su nombre), nos menciona que su jornada laboral inicia temprano, pero es tarde en comparación de algunos de sus compañeros que inician a las 6 am; cuando se abren las puertas del metro al público. 

https://www.instagram.com/p/CDKGazBsAC6/

“Mi hora de llegada inicia a las 10 de la mañana y termina a la 1pm. Es de las más pesadas; se le considera la hora pico por la cantidad de veces que tenemos que ir y venir de una estación a otra limpiando.

Así lo dice el señor de limpieza de 64 años de edad. 

Asimismo nos comparte que dentro del sector de mantenimiento hay mucho empleo para las jornadas de medio tiempo, ya que estas suelen quedar vacías muy pronto.

Las jornadas de medio tiempo suelen ser ocupadas de manera temporal por jóvenes entre 24 y 30 años de edad; a quienes les es conveniente el horario (aunque no de la misma manera el sueldo), para tener tiempo de recoger a sus hijos de las escuelas u ocuparse de otro trabajo.

“Los más jóvenes no aguantan las medias jornadas diarias y con lo poco que pagan menos les dan ganas de quedarse” concluye. 

Se sabe que de los trabajos más solicitados por personas de la tercera edad, son las jornadas completas el área de mantenimiento; con un sueldo diario de 84 pesos.

Los encargados de limpiar en estas jornadas comentan que entran temprano a las 6 am y comienzan a laborar hasta las 10am; de ahí hasta la 1pm se detienen a descansar hasta que le son asignadas las nuevas estaciones a limpiar.

“Los días se vuelven largos cuando eres de tiempo completo; yo prefiero encender mi radio y pasar el tiempo limpiando hasta que se me señala una estación”

Dice un señor de 60 años originario del estado de Guanajuato, con lentes y audífonos colgando de su uniforme naranja.

También nos comparte que al igual que él, hay muchas personas que han emigrado de otros estados hacia la Ciudad de México para buscar oportunidades de empleo; y que el metro es el que brinda más oportunidades de trabajo a las personas de la tercera edad.

Mucho hay que agradecerle al sector, que trabaja silenciosamente en el metro limpiando. ¿Te imaginas cómo sería el transporte más usado de una de las ciudades más grandes del mundo sin ellos?