Hila af Kint

Más de 1000 pinturas y 125 cuadernos de notas avalan a la artista sueca, Hilma af Klint, como la pionera del arte abstracto en el mundo. Incluso, sus obras anteceden al pintor Wassily Vasílievich Kandinsky, antes considerado fundador de dicha corriente.

Las obras pertenecen al año 1906, cuatro años antes que el registro de Kandinsky. Esto se debió a que la pintora no quiso develar sus cuadros sino hasta 20 años después de su muerte, por temor a no ser comprendida en el mundo del arte.

Fotografía: Albin Dahlström para el Moderna Museet. Esta obra perteneció a la exposición Los diez más grandes.

El 26 de octubre de 1862 nació Hilma Af Klint en Karlbergs slott, Suecia. Ingresó a la Real Academia de Bellas Artes durante el periodo de 1882-1887 y su educación pictórica se concentró en los paisajes, retratos y pinturas botánicas.

Su obra se vio repleta de símbolos, figuras geométricas y esoterismo (práctica común de principios del siglo XX). “Su trabajo entero consistía en transmitir los mensajes que recibía y en arrojar luz sobre los grandes problemas existenciales.” (Pardo Arantza, 2017).

Además, la BBC de Londres la menciona como la creadora de la técnica experimental de dibujo automático, hecho que la anticipó al movimiento surrealista. Posiblemente, esta concepción se debe a que sus trabajos fueron el resultado de las sesiones espiritistas en las que se involucraba.

Su primera colección se exhibió 100 años después de su natalicio en el Museo de Arte, de Los Ángeles, Estados Unidos. El Moderna Museet Malmö (MMM) de Estocolmo tiene un acervo de 26.000 páginas escritas por Af Klint, las cuales, están abiertas al público para conocer el trasfondo de su obra.

Cuaderno de notas de Hilma af Klint, sus escritos datan del año 1919.

La pionera

El MMM montó la exposición Hilma af Klint: Abstract Pioneer en 2013, hecho que ayudó a la difusión mediática de la artista sueca. Su impacto en el mundo llegó hasta el Museo Guggenheim de Nueva York.

Actualmente, el museo cuenta con 230 obras y, por el momento, es el acervo artístico más grande af Klint. Durante el mes de abril de este año el recinto exhibió Los diez más grandes: un conjunto de pinturas y colores que intentan demostrar que la pintora desafiaba a los cánones de la época.

Pero su trabajo más importante es Paintings for the temple: compuesta de 193 pinturas en series y grupos. Esta obra central se creó durante 1906-1915 y la idea general pretende transmitir un mirada más allá del mundo dualista visible.

“Desde 1908 hasta 1912, dejó de trabajar temporalmente y estudió el cristianismo esotérico y la literatura de Steiner sobre rosacrucianismo” (MMM).

Artista y medium: De fem

Junto con cuatro mujeres más, Hilma af Klint fundó De fem (Las cinco), un grupo de espiritismo que buscaba comprender la vida con una “mirada diferente”. Durante esta etapa y, hasta principios del siglo XX, exploró la neurología, psicología, física cuántica y la epigenética.

Como parte de su práctica espiritual añadió a su vida la meditación e incorporó la dieta vegetariana a su alimentación. Además, estudió Teosofía y Rosacruces: escuelas esotéricas que fomentaban el pensamiento intuitivo para llegar a una realidad más profunda.

Su faceta como médium la indujo a la interpretación de mensajes del mundo espiritual y al significado de las imágenes que pintó. Todo ese análisis culminó en 1.200 páginas tituladas Själslivet (Estudios sobre la vida espiritual), escritas entre 1917 y 1918.

La serie artística que ejemplifica este proceso de su vida lleva por nombre Parsifal (1916). En ella se establece la búsqueda de conocimiento de la artista. Para el museo MMM se entiende como “el viaje interior que Hilma af Klint había emprendido cuando terminó Pinturas para el Templo”.

Todo el concepto de dichas obras está inspirado en la época medieval, pues se relaciona a Parsifal como uno de los Caballeros de la Mesa Redonda, quien junto con el Rey Arturo buscaron el Santo Grial.

Parfisal, 1916. Obra No. 113, Grupo III

Si quieres explorar más sobre la vida y obra de la pionera del Arte Abstracto te invitamos a visitar la página web del Moderna Museet Molmö de Estocolmo.