gugging una parada del arte marginal

Si después de leer Arte marginal: ¿Hay arte fuera del arte? te quedaste con la duda o la curiosidad de conocer más, te presento el museo Gugging, una parada obligada del arte marginal. 

Surgió a finales del siglo XX, con la intención de consolidar una vivienda para todos aquellos individuos artísticamente talentosos, pero con algún problema mental que les imposibilitaba desarrollarse con normalidad dentro de la sociedad.

El lugar está pintado de forma colorida y fue pensado para que los artistas residentes se sientan como en casa dentro del bosque de Klosterneuburg, al noroeste de Viena. Como es de esperarse, cuenta con un equipo multiprofesional que fomenta una vida lo más autónoma posible dentro de un entorno tranquilo, estable y pertinente para desarrollar actividades artísticas.

De igual manera, el Gugging tiene una asociación de amigos, galería, fundación privada, museo y un proyecto titulado  “Los amigos de la colina de la cultura Gugging”. 

La Asociación – Amigos de la Casa de Artistas en Gugging se concentra en fomentar el trabajo de los artistas catalogado como arte marginal y en fortalecer la posición de los mismos dentro del contexto del mundo del arte, en pos de un reconocimiento integral desde 1990, año de su fundación. 

La Galería Gugging se cataloga como un espacio para la presentación de arte, tanto de los residentes de la casa, como la de sus colegas esparcidos alrededor del mundo. Emplea a galeristas y art-dealers con experiencia, con la finalidad de mostrar y vender arte; y con ello, ganar mayor visibilidad del arte marginal dentro del contexto del mercado del arte contemporáneo.  

La Fundación Privada de los artistas de Gugging se define como una institución responsable de una colección de obras importantes del Arte Marginal. Sus objetivos son: preservar e investigar los trabajos de la colección, exhibirlos y presentarlos a una audiencia pública ; así como, expandir los fondos de la colección a través de legados y donaciones.

Te puede interesar| La responsabilidad del gremio cultural en tiempos de crisis mundial

El Museo Gugging, por su parte, exhibe obras de los artistas Gugging, representantes importantes del Arte Marginal desde la década de los 70´s; así como también obras de otros movimientos artísticos de reconocidas colecciones privadas y públicas. Para ello, gestiona muestras permanentes y temporales. 

Como es de esperarse, el arte marginal conforma la base de su colección. Generalmente, tratan de dedicar una sala a cada artista. De igual manera, se destaca por su curaduría y excelente iluminación.

También, siendo consciente de su naturaleza museística, en este espacio (recomendado por Trip Advisor) puedes disfrutar de conversaciones de arte con un rico almuerzo, programación especializada para infantes y adultos, talleres e inclusive fiestas.

Por otro lado, “Los amigos de la colina de la cultura Gugging” es un proyecto social con cuatro años de existencia que pretende aumentar la conciencia del espacio a través de eventos especiales y programas culturales.

Para ello, es necesario contar con una membresía y el compromiso de ayudar a la diversidad y expansión de los eventos extraordinarios que se llevan a cabo en este ambiente en medio de arte.  

Cómo verás, el Gugging es todo un ejemplo de profesionalización. En sus diferentes organizaciones ha logrado distribuir las funciones trascendentes para asentar el Arte Marginal en las diversas esferas del gremio artístico y vaya que lo ha logrado dado que todo conocedor de arte lo tiene en sus listas de referencia.

Lo más llamativo, es la conciencia que tienen algunos de sus huéspedes, se saben y se consideran artistas lo cual me lleva a considerar si no será necesario volver a reconsiderar lo que llamamos arte marginal.

Te puede interesar| ¿Qué es arteterapia y cómo influye en el estado de ánimo?