Alberto Korda

Nació en La Habana, Cuba el 14 de septiembre de 1928, su nombre real es Alberto Díaz Gutierrez y es el autor de la más mítica fotografía revolucionaria, tomada en uno de los momentos más dolientes en la historia de la isla.

Sus padres pertenecían a la clase trabajadora cubana y percibían las condiciones de desigualdad que persistían en esa época. La adolescencia del fotógrafo se desarrolló dentro del marco de autoridad de Fulgencio Batista.

Durante su juventud fundó Korda Studio (1954-1968), un espacio de fotografía enfocado a la publicidad femenina, especialmente la moda. Dicha actividad le otorgó un mérito artístico a su trabajo. Previo a este éxito, Díaz Gutierrez había realizado estudios comerciales en el Candler College.

Su tarea le permitió observar la realidad social en la que vivía el país: precariedad y desigualdad económica. En el mismo año en que triunfó la Revolución Cubana (1959), Korda ingresa al periódico Revolución. Posteriormente, dentro ese mismo periodo, se convierte en acompañante no oficial de Fidel Castro.

Una década después (1968) fundó el Departamento de fotografía científica submarina del Instituto de Oceanología de Cuba. Su versatilidad dentro de este oficio, así como sus composiciones y técnicas, le otorgaron un reconocido lugar de prestigio dentro de su campo.

Obras principales

Sus principales pasiones como fotógrafo fueron los escenarios submarinos, la mirada política y la estética de la mujer dentro del ámbito publicitario. Decisivamente, tras mirar a una niña jugando con un pedazo de madera, decidió volcar su vida a la causa revolucionaria con la finalidad de mejorar el futuro social.

La niña de la muñeca de palo

Paula María Seijo Beade era el nombre de la menor fotografiada, quien se convirtió, 22 años después, en enfermera de profesión. El título con el que se publicó la imagen en la prensa nacional fue: A esta niña no podemos olvidarla.

La niña de la muñeca de palo. (FEB. 1959)

Hemingway y Fidel

El 15 de mayo de 1960, debido al Concurso Ernest Hemingway, Castro y el escritor norteamericano estrecharon un cordial saludo: el momento mítico en la historia nacional, fue captado por el lente de Korda. Un año más tarde, Hemingway se suicida, pero el encuentro quedó plasmado en la memoria de los cubanos.

Ernest Hemingway y Fidel Castro estrechándose la mano en Cuba. (15.MAY.1960)

El Quijote de la farola

Parte de sus actividades, como acompañante del mandatario que fulminó la dictadura de Batista, era presenciar los mítines políticos. Por ello, una de sus obras más míticas fue la del palmichero, Eleuterio Tirado Jiménez, el cual conmemoraba el 6º aniversario del asalto al Cuartel Moncada desde una farola.

26 de julio de 1959, Eleuterio Tirado Jiménez, presenciado el discurso del 6º aniversario del asalto al Cuartel Moncada

Guerrillero Heroico: El Che Guevara y Alberto Korda

Guerrillero Heroico
Ernesto Che Guevara tras el atentando al barco La Coubre (05.MAR.1960)

Uno de los momentos más críticos y lúgubres en la historia de la isla, fue la explosión del barco francés La Coubre, atentado realizado el 4 de marzo de 1960. El buque transportaba un cargamento de armas y municiones.

El 5 de marzo del mismo año, el comandante en jefe, Fidel Castro, pronuncia el famoso discurso, Patria o Muerte, ante los ciudadanos y el cortejo fúnebre de las víctimas. En la tarima se encuentra el guerrillero Ernesto Che Guevara, quien participó en la Revolución Cubana.

La mirada combativa y serena del Che fue capturada por el fotógrafo, pero no fue publicada hasta un año después. Sin embargo, seis años después el editor italiano, Giacomo Feltrinelli, relaciona esta mítica imagen con el movimiento estudiantil de 1968.

Despedida en París

Actualmente, el legado gráfico de Alberto Korda cuenta con cuatro exhibiciones: personales, disponibles, colectivas y principales. Todas rodeadas de una historia y contexto relacionado a la política, la mujer y las causas sociales.

París, Francia fue el último escenario donde pasó sus días. El 25 de mayo de 2001 murió en el continente europeo. El sepelio fue realizado en Necrópolis Cristóbal Colón: una hectárea declarada Monumento Nacional de Cuba.

Te puede interesar|Eduardo Galeano: la música detrás del periodista y escritor