cierre de ciclos

En estos días muy probablemente deben aparecerte artículos en torno a cómo ha cambiado nuestra realidad debido a la pandemia del Covid-19, además de los estragos que está haciendo social, política y económicamente.

No por nada, muchas personas evitan ver noticias e informes diarios como una forma de evadir la depresión, el enojo, la impotencia o el crecimiento de su estrés, miedo y ansiedad; en fin, el cuerpo humano tiene diversas maneras de reaccionar ante lo que conlleva un cambio en su entorno de manera radical.

Es normal sentirlo, no eres el único (si es que estás en tal situación). Pero más allá de las afectaciones, en algún momento debemos afrontar la realidad: nos enfrentamos a un nuevo mundo, un futuro incierto, lo que implica un cierre de ciclos en varios ámbitos de nuestra existencia.

Ya lo presentíamos, cuando en nuestros países de origen se registraban casos de contagio. Posteriormente, con la medidas de contingencia; que en muchos casos conllevaron restringir las actividades propias de movilidad y convivencia social.

Pero ahora que la situación se ha extendido, se habla de un virus endémico y evitan darse fechas para iniciar una “nueva normalidad”. Es importante tomar conciencia e intuir que es necesario el cierre de ciclos y estar abiertos a las nuevas posibilidades de nuestro porvenir.

Al respecto, Claudia Soriano Segoviano (Psicoterapeuta Gestalt y Psicocorporal) comenta que ello implica pasar por dolor, nostalgia, alivio o un tumulto de emociones encontradas. Pues la naturaleza humana, tal como decía Hermann Hesse, necesita de más fuerza para soltar, que para retener.

Es normal y humano sentir sentir que es necesario cerrar un ciclo, así como sentir que ya no se puede avanzar; pero en vez de quedarnos estancados rumiando por el “como era antes”. Primero, debemos aceptar el presente en el que nos encontramos. Darnos cuenta que la situación se debió a variables incontrolables; y después, ser conscientes que el cierre de nuestro pasado es un proceso que puede ser largo, pero necesario para evitar permanecer atados, poder disfrutar el presente y saber elegir nuestro futuro.

Te puede interesar| Cómo ser feliz a pesar de todo

¿Qué nos recomienda Claudia Soriano para el cierre de ciclos?

Tener voluntad, fuerza y perseverancia.

Darnos cuenta que la vida es un constante cambio y que cada etapa por la que pasamos cumple un función en nuestro desarrollo. Depende de nosotros como las queramos transitar, con fluidez o resistencias.

Si necesitas ayuda no dudes en buscar asesoría. Hoy en día hay varias agrupaciones y expertos que te pueden atender vía Skype, Facebook y/o email. La oferta es vasta. Al respecto, te recomiendo revisar sus credenciales y certificaciones.

No olvides que para ayudar, debes iniciar por ti mismo.

Levanta la cabeza e inicia con nuevos bríos lo que los tiempos venideros nos traerán.