Está de moda fluir y dejar ir, pero qué significa

Se habla mucho de dejar ir, de fluir, pero ¿quién sabe realmente lo que significa? Por lo menos yo no creía entenderlo, hasta que me adentré en la psicología de la felicidad del psicólogo húngaro Mihaly Csikszentmihalyi.

La negación de uno mismo suena como algo despectivo, sin embargo se transforma en algo positivo cuando se comprende, y puede compararse con el estado psicológico de fluir. 

Así es, fluir es un estado psicológico, que cuando se consigue, promete darnos la mejor experiencia de la vida y de cualquier tipo de trabajo que llevemos a cabo.

Fluir, para Mihaly Csikszentmihalyi, significa disfrutar sin la necesidad de hacer un esfuerzo, sin la necesidad de ser reconocido, ni buscar ningún tipo de recompensa. 

La idea de vivir en un estado continuo de felicidad, sin buscar la gratificación externa inmediata, se encuentra al alcance de todos.

Cuando fluyes no te ofendes, no esperas gratificación inmediata por ayudar o por hacer cualquier cosa, no trabajas por dinero, no deseas obtener nada a cambio, o por lo menos no es tu prioridad.

Cuando fluyes, cualquier cosa que haces, la haces por ti misma, y esto te proporciona inmenso placer, cualquier reconocimiento o gratificación, es algo extra.

Se necesita dejar ir para fluir

Ser humilde y negarse a uno mismo, significa dejar ir y te libera de la molestia de cargar contigo y con tu ego, y esto se convierte fundamentalmente en fluir. 

Naturalmente, nos preocupa nuestra propio bienestar y la satisfacción de nuestros deseos, y es algo normal, sin embargo para obtener el estado tan anhelado de fluir, necesitamos abandonar nuestro ego.

Después de todo,  el ego no es tan importante como la acumulación de experiencias, y los matices que se obtienen de estas, que envuelven nuestro trabajo y la manera en la que afrontamos la vida.

Relacionado|Cultivar este aspecto de la personalidad, tendría que estar en tus propósitos del 2020

 Tu no eres el maestro de la vida, el maestro es la vida

Para Mihaly Csikszentmihalyi, la creación inconsciente produce las mejores piezas maestras, es decir, vivir y olvidarse de la individualidad, para lograr ser y hacer sin esperar nada a cambio. 

Entrar en estado de flujo, significa olvídate de absolutamente todo, de las preocupaciones, el aburrimiento y de tu existencia. Deshacerte del caos que habita tu mente y enfocarte en el aquí y ahora. 

La lucha por encontrar la felicidad, es una lucha en contra del caos mental que no nos permite fluir y con el ego, que nos impide dejar ir. 

Suscríbete a Corima Online Magazine