Desempleo la otra cara de las fiestas de Fin de Año

El fin de año es un tiempo lleno de emociones, la sensación de llegar al final de un año que podría tacharse de tortuoso, y tratar al próximo como si de un cuaderno en blanco se tratara.

Nuevos sueños e ilusiones tienen lugar dentro del inconsciente colectivo bajo la influencia del concepto “Año Nuevo”. Pero si realmente nos viéramos frente a un nuevo comienzo, habríamos de encontrarnos en una situación nueva, otra casa, otra pareja, otros hijos, otra familia; o más fácil, un nuevo trabajo.

La sonada salida de una empresa dedicada a la reventa de electrodomésticos y objetos electrónicos; para el grueso de la sociedad fue un sinónimo de “descuentos”, pero para ese otro minúsculo resto de la población que trabaja ahí; es sinónimo de desempleo.

Todos sabemos la verdad sobre desempleo: “Sin empleo no hay dinero, y sin dinero, ni Santa ni los Reyes Magos visitan tu casa”.

¿Pero quién soy yo para hablar de eso, cuando puedo entrevistar a uno de esos empleados que pronto se verán en la calle?

Me gustaría darle la bienvenida a uno de los miembros de lo que podría llamarse Las entrañas de la bestia que era BestBuy. Uno de los miembros de la sección de bodega.

Por razones de seguridad, el entrevistado solicitó que no pusieramos su nombre, a partir de ahora se le conocerá como Osito de Peluche de Taiwan.

Osito lleva vistiendo más de un año el azul y amarillo de la empresa que este año, le dice adiós a la entidad Federal reconocida a nivel mundial como República Mexicana.

—No fue algo que esperara, la verdad cuando me enteré creí que era mentira y revisé el calendario para ver que no fuera 28, eso del día de los inocentes; pero pasó y durante un tiempo no supe cómo asimilarlo, pero ahora supongo que ya lo acepté, digo, no tengo otra opción pero podría ser peor.

Al preguntarle a Osito cuál era el ambiente dentro de su particular sucursal; respondió que solo podía hablar de las personas con las que trataba, los otros nombres en la nómina eran un misterio.

—Hay gente que dice que gastará su aguinaldo en televisiones, y quienes ya lo apartaron para pagar deudas. Se pueden ver diferentes posturas; pero en general se puede escuchar la frase de “Hay que tirar pa´lante”, y yo soy parte de esas personas porque no queda de otra.

Te puede interesar|¿Por qué se va Best Buy de México? Amazon tiene la respuesta

Osito también tenía sueños

—La verdad estaba muy cómodo aquí, ya hasta había conseguido un aumento y lo sentía como un lugar donde no tenía que preocuparme por otras cosas; llevaba dinero a mi casa y podía comprarme mis cosas. Pero con esto pues las prioridades cambian, y eso de andar comprando teles como que ya no es tan atractivo. Creo que fue una llamada del destino, ahora puedo concentrarme en realmente hacer lo que me gusta y ver cómo puedo ganar con eso.

Osito habló de cómo la falta de empleo no solo era una falta de ingreso capital monetario, sino que también sentía que ya no tenía mucho sentido en el mundo; después de todo tener un trabajo le da sentido al ser, y para un oso hecho en Taiwán, eso es muy importante.

—Creo que ahora puedo concentrarme en la escuela y comenzar a explorar todos esos planes que me había hecho; pero no había tenido tiempo ni necesidad de llevarlos a cabo. Es momento de aprovechar la oportunidad que tengo.

Osito de peluche de Taiwan, reconoce que es un cierre de ciclos, tomando en cuenta que fue parte de esa marabunta curiosa que solía asistir a la tienda cuando la inauguraron; desde visitarla por turismo, hasta pasar tardes enteras jugando retas del FIFA con sus amigos.

—Creo que se podría decir que es poético, pude ver la tienda cuando fue inaugurada y ahora la voy a ver cerrar, y la verdad pasé muy buenos ratos ahí; y ahora como empleado siento que no encontraré otro lugar, suena muy cursi pero el Best Buy es un lugar donde te respetan mucho tus horarios y te apoyan si tienes que faltar un día, y en general las prestaciones eran una joya. 

—No me importa la empresa, pero me enamoré de la sucursal.

Osito, al igual que los otros muchos peluches hechos en Taiwán; pasará el fin de año sabiendo que una vez se termine la emoción del momento y las luces y el árbol regresen a su cripta; estará en la calle buscando por una nueva oportunidad.

Te podría interesar|Detrás del mostrador: confesiones de una cajera en tiempos de pandemia