Salvando la peluquería Ibarra

Este miércoles 16 de diciembre se celebran 88 años de un negocio familiar hecho de barbas, cabelleras y tijeras; además se festeja el cumpleaños número 80 del último peluquero Ibarra. Su historia toma relevancia durante esta pandemia por Covid 19 en la que el confinamiento contrasta con un oficio que no descansa.

Sobre San Luis Potosí 121B, casi doblando esquina con Jalapa, en la colonia Roma Norte de la Ciudad de México se encuentra un local acogedor. Ahí, se realizan “cortes modernos al gusto”.

Las manos encargadas de manejar las máquinas rasuradoras en la peluquería Ibarra pertenecen a José Manuel Ibarra y Garduño, arrendatario del lugar.

¿Quién es Don Manuel Ibarra?

Don Manuel, como se le conoce mejor, estudió Artes Plásticas en la Antigua Academia de San Carlos, fue salvavidas en el Club Deportivo Hacienda y oficinista. Heredó de su padre, Manuel Ibarra Rosales, el oficio de peluquero y el gusto por el alpinismo. 

Diploma del Club Deportivo Hacienda del año 1954 a nombre de Manuel Ibarra, acreditando su servicio como salvavidas. Foto: Sandra Jiménez

Su árbol genealógico proviene de Toluca y Zacatlán de las manzanas, Puebla. Desde muy pequeño por voluntad de su madre, Amelia Garduño Tapia, apoyó en el  local familiar como “chícharo”, así se les denomina a los aprendices encargados de limpiar, barrer y sacudir el negocio. 

700M. Ibarra descansado después de hacer alpinismo (esquina inferior derecha) Foto: Sandra Jiménez

Tras la muerte de varios ayudantes de su padre y la vejez del mismo, tuvo que dejar sus estudios para enfocarse en la barbería. Sus principales clientes fueron doctores que trabajaron en el hospital Santa Fe, actualmente Star Médica, el cual se encuentra a un costado de la peluquería.

Pocas veces le ha cortado el cabello a una mujer, porque considera que los estilistas supieron ganarse ese lugar con sus clientas. Sin embargo en su juventud le realizó cortes de cabello y manicure a su madre. Actualmente le despunta el cabello a una de sus vecinas, la cual lo ha apoyado estos últimos años y quien se ha convertido en su amiga.

Aida Mulato cortándose el cabello en la barbería de Don Manuel

Solidaridad entre barbas, cabelleras y tijeras

En septiembre de 2017, Aida Mulato y Don Manuel se conocieron junto a otros vecinos que resultaron afectados por el sismo del 19 de septiembre. La colectiva Jóvenes Artesanos creó la iniciativa #VaPorLaRoma con la finalidad de reactivar la economía del lugar y reconstruir los espacios públicos.

Manuel Ibarra y Garduño en la entrada de su local, el cual data desde 1932 en la colonia Roma. Foto: Sandra Jiménez

Durante ese mismo año se complicaron las cosas en la peluquería Ibarra, debido a cuestiones financieras, pues el pago de la renta aumentó más del 70%. Una publicación en Facebook de Jóvenes Artesanos hizo reaccionar a los habitantes de la colonia para que se realizaran un corte de cabello y con ello mejorar la crisis financiera de la peluquería. 

El llamado generó una respuesta colectiva, la cual atrajo a un patrocinador: la Paletería La Pantera Fresca. Francisco Macías Flores es hijo del dueño y cuando se enteró sobre la convocatoria para reavivar la barbería se entusiasmó tanto que decidió donar en especie unas paletas diseñadas para la familia Ibarra. 

Te puede interesar|De Facebook a tu mesa: Tlayudas para llevar

Ayuda en frío y con sabor limón

La Pantera Fresca volverá a donar 100 paletas de limón con diseño especial para festejar los 88 años de la peluquería, este miércoles 16 de diciembre 2020. Foto: Aida Mulato

La Ciudad de México se nutre constantemente de personas que buscan emprender una nueva vida en esta selva de asfalto. Tal fue el caso de Francisco Macías Torres, originario de Coalcomán, Michoacán, dueño de la La Pantera Fresca. Su llegada a la capital fue durante su infancia, posteriormente trabajó en una heladería en la colonia Guerrero donde perfeccionó sus conocimientos. 

En Avenida Tecamachalco 237, calle 5, atrás de Palmas en el año 1974 se fundó la primera sucursal de la paletería La Pantera Fresca, entonces llamada La pantera rosa, nombre inspirado en la caricatura.

Dos décadas más tarde, cuando se consolidan como empresa cambiaron su imagotipo para evitar problemas de derechos de autor.

Actualmente están abiertas 14 sucursales con productos estrella como el Conejo en la luna, Panditas con limón, Ferrero, Pan de muerto, Fresas con crema y Arroz con leche

Durante esta pandemia las tiendas permanecen abiertas sin acceso al público, puedes revisar el menú desde afuera y pedirlo en las ventanillas que se crearon para mantener la sana distancia. Además se hacen envíos a domicilio con las aplicaciones de Uber Eats, Rappi y Didi.

Colaborar en el evento de Don Manuel es una forma de conectar con su propia historia empresarial, pues Macías Flores también dejó de lado la carrera como mercadólogo y publicista para dedicarse de tiempo completo a la paletería. La conexión con su padre lo convirtió en patrocinador de esta causa.

Solidaridad internacional

El artista Juan De La Mora interviniendo la cortina de la Peluquería Ibarra en la colonia Roma Norte

Gracias al contacto de Jóvenes Artesanos con diversos creadores culturales, la cortina de la Peluquería Ibarra fue intervenida por el artista Juan De La Mora Monsivais, quien reside en Chicago, Estados Unidos.

“Al mirar de lejos la fachada pensé –ya me grafitearon la cortina–. Cuando me acerqué noté que era mi rostro”, dice José M. Ibarra con alegría.

A pesar de la gentrificación, las deudas monetarias y la actual crisis sanitaria, Don Manuel persiste en salvaguardar su herencia familiar. Durante más años, espera seguir cortando el cabello, así como pasear por los parques aledaños donde puede apreciar los árboles y el paisaje.

Redes sociales:

Instagram: @peluqueriaibarra / @lapanterafresca / @jdlm1 (artista) / @jovenesartesanos