Body positive

Años atrás, las portadas de las revistas estaban repletas de mujeres con cuerpos excesivamente delgados. Las casas de moda organizaban espectáculos donde las modelos a pesar de medir más de 1.70m de altura, no rebasaban los 45 kg.

El modelo aspiracional de cuerpo en ese entonces, era el de ser flaca, con la piel pegada al hueso; skinny.

Como cultura y como sociedad el tamaño del cuerpo siempre ha importado y ha ido cambiado con el tiempo. Las esculturas y obras de arte son ejemplo de ello; de como en el pasado las siluetas curvilíneas y gruesas eran sinónimo de belleza.

Pero para finales del siglo XX las tallas se encogieron. Lo que provocó que la presión social moldeara el cuerpo de los más jóvenes, causando trastornos de conductas alimentarias (TCA).

Durante mucho tiempo se ha luchado por derribar el estereotipo de cuerpo perfecto. Pero las casa de moda han puesto resistencia a que sus modelos sean de cuerpos más voluminosos.

Con el resurgimiento del feminismo y la aparición de las redes sociales, los internautas comenzaron a dar visibilidad a las enfermedades y trastornos ocasionados por la aspiración al “cuerpo perfecto”.

Además de lo enfermizo que podía llegar a ser el ejemplo que daban las marcas de moda con los cuerpos de sus modelos, todo esto a través del hashtag #Bodypositive.

El body positive se propagó como pólvora encendida cuando miles de usuarios e influencers se vieron identificados con el movimiento. Cuyo objetivo es defender y empoderar el cuerpo de la mujer.

Dicho movimiento busca luchar contra los estándares de belleza impuestos por la sociedad, y librar a las personas de los complejos para que se acepten tal y como son.

Fue así como las redes sociales se llenaron poco a poco de una manera casi poética de nuevas modelos que daban pauta de que un cuerpo curvilíneo, demasiado musculoso, con celulitis o estrías; también es hermoso y digno de ser contemplado como a La Venus de Milo.

Te puede interesar: El gozo de ser mujer

Algunas de estas nuevas modelos nacieron en su mayor parte de la plataforma Instagram, y son ahora imagen representativa del Body Positive. Por si no las conocías, te presento a algunas:

Paola Antonini

Antes de ser conocida como la modelo con la pierna biónica, era una modelo brasileña que dedicaba su vida al modelaje; pero tras un accidente de auto perdió su pierna izquierda.

Sin embargo, a pesar de lo dura que fue la recuperación, Antonini comenzó a modelar su nueva pierna con total naturalidad en las redes sociales, lo que sirvió como inspiración para muchos.

Svetik Ugolyok

La modelo rusa conocida conocida profesionalmente como Sveta Ugolyok, es diferente a otras modelos. Su cuerpo quedó consumido al 50% debido a las quemaduras causadas por un accidente a la edad de cuatro años.

Debido a las cicatrices fue víctima de burlas y malos comentarios, pero en contra de cualquier predicción Svetlana decidió incursionar en el modelaje y hacer de sus cicatrices las protagonistas.

Ahora es considerada por la BBC como una de las 100 mujeres más influyentes e inspiracionales.

Tess Holiday

Es considerada por Vogue Italia como una de las seis modelos de tallas grandes más importantes del mundo. 

Tiene una campaña digital con más de 4 millones de publicaciones, titulada #effyourbeautystandards, que trata de visibilizar las imperfecciones de las modelos.

  1. Barbie Ferreira 

Desde temprana edad trabajó para importantes agencias y marcas que se dedican a promocionar modelos de tallas grandes; entre las cuales figuran Aerie, Adidas, ASOS, Forever 21​, H&M y Missguided.

Sin embargo, su nombre se ha dado a conocer gracias a la serie de HBO “Euphoria”, en la que su personaje Kat da relevancia a temas de amor propio y empoderamiento femenino.

View this post on Instagram

tru inspiration from iconic @palomija

A post shared by barbie ferreira (@barbieferreira) on

Winnie Harlow

Además de ser una modelo reconocida, es embajadora y portavoz de la enfermedad de la piel llamada vitiligo. En 2014 Harlow tuvo una presentación en TED donde habló de su experiencia sobre vivir con vitiligo, y como esta enfermedad también ha sido protagonista en su vida como modelo.

Todas ellas son figuras reconocidas del movimiento Body positive, sin embargo, es importante que todes comencemos a ver a nuestro propio cuerpo con amor, y le demos gracias por todo lo que nos brinda. Aceptarnos tal y como somos tendría que ser la única norma ¿no lo crees?