Aquí no es así
La canción "Aquí no es así" de Caifanes, como parteaguas para la reflexión sobre el <<boom>> del consumismo cultural y el falso sentido de altruismo y nacionalismo.

La mula no era bizca, pero la hicieron a palos.

De un tiempo para acá, en nuestro querido México, se ha bombardeado a la población con mensajes nacionalistas que invitan a al público general a abrazar sus “raíces”.

Anuncios, carteles, productos y eventos que existen con la única finalidad de venderle a todo el que esté dispuesto a comprarla; la idea de que eso es lo que les representa, como para reforzarles su identidad como mexicanos.

¿Eso significa que si le compro figuritas coleccionables a un artesano, soy más, menos o mejor mexicano, a que si le compró mazapanes a un niño en la calle?

Es un poco difícil tomarse en serio todos esos mensajes pro-nacionalistas; cuando el entorno inmediato carece de referentes que se asemejen a los hermosos paisajes y realidades que estos proveedores utilizan para anunciarse. 

El discurso de “Amar a México” ha hecho que muchas personas abracen la idea de apoyar a los pueblos indígenas. Ahora, en lugar de pasar su tiempo libre soñando; el transeúnte promedio planea viajes para visitar poblaciones aisladas de la ciudad y tomar fotos casi como si estuvieran en  el zoológico.

 —Aquí podemos ver a un Otomí/Mazahua/Yaqui/Huichol/ {inserte su comunidad indígena preferida aquí} en su ambiente natural.

 —Por favor tomen sus fotos sin flash porque podrían asustarlos; y no olviden que al final del recorrido tenemos una tienda de regalos, se aceptan tarjetas de todos los bancos.

Pareciera que cada vez se la ponen más difícil a uno el poder escribir Mexicano/Nacionalista en la bio de Twitter. Ya no es suficiente con ponerse la verde cuando juega la selección; endeudarse para darle fiesta de XV a la niña, haber sido educado por la televisión o por la abuela y banquetear.

No, ahora también parece obligatorio que uno se interese por los paisanos que viven perdidos en la sierra; que siempre ha vivido así y que nunca han necesitado de nosotros “turistas culturales” para existir y sobrevivir.

El constante ataque de anuncios y la constante evolución sobre lo políticamente correcto; hacen que consciente e inconscientemente nos alienemos ante las nuevas reglas que se nos imponen. Es decir, pareciera que si permanecemos fuera de la tendencia, algo estamos haciendo mal.

Cuando lo más sano sería reconocer a estas comunidades como entidades independientes de nosotros y visitarlas con un genuino interés; y no solo para subir la foto a redes sociales con el hashtag #VisitMexico.

Bien podríamos seguir comprando sus productos y tratarlos como personas; y no como animales en peligro de extinción. Resultaría mucho más razonable y respetuoso, que pensar, que porque se encuentran dentro de los territorios nacionales están obligados a ser las raíces de la nación. Cuando la única razón por la que sus costumbres y tradiciones siguen vivas es porque se han mantenido al margen de ella.

Te puede interesar| ¿Qué es apropiación cultural y por qué es importante saberlo?

Tomemos la canción Aquí no es así de Caifanes, que salió en el disco El nervio del volcán en 1994. La cual habla de la destrucción de una cultura invadida por un oponente más fuerte, que vio la oportunidad y la aprovechó.

Puedes leer el análisis sobre Aquí no es así que hizo Rocío Cordova, locutora en el 95.3 de FM.

El nervio del volcán. Caifanes. 1994. Sony Music

La letra bien podría estar relacionada con la conquista española o a cualquier otro territorio colonizado del mundo. Incluso alguien que está en duelo, que acaba de sufrir una ruptura o que está teniendo un mal día también podría sentirse identificado.

Para concluir; valdría la pena preguntarse cómo la máquina del Estado y la propaganda, nos manipula para pensar lo que creemos como ideas propias.

Somos seres vulnerables a los discursos que se nos presentan como “El lado bueno de la historia”. Solo deben jalar un poco los hilos de nuestra concepción sobre lo que significa el bien y mal, adornarlo con la idea de justicia y <<pum>> nos convertimos en otra oveja.

¿Pero quién soy yo para decir esas cosas?

Si los únicos partidos que veo en el Mundial son los de Argentina, pago el cable para poder ver los partidos de la NFL y no me gusta el Chipotle.