5 pintores mexicanos dignos de ver que no son Frida Kalho y Diego Rivera

Si eres mexicano y conoces a gente de otros países, seguro te has dado cuenta de que muchos extranjeros, en cuanto artistas plásticos, de lo primero que te hablan es de Frida Kahlo y Diego Rivera.

¿Por qué será?

Bueno, primero porque son iconos de la cultura mexicana.

En el caso de Diego, fue uno de los tres grandes del Muralismo Mexicano; mientras Frida, tiene reminiscencias surrealistas; y ambos, nos han cautivado con su tormentosa historia de amor. 

Otro aspecto influyente fue el tener comunicación y hacer trabajos en el exterior, dentro de los círculos de Nueva York.  Sin omitir a sus coleccionistas. Tener personas que conserven su obra y la den a conocer en el extranjero, también influye.

Eso nos direcciona al mercado del arte, en donde observamos que son artistas muy bien cotizados, con obra bien vendida; y claro, no olvidemos a la Frida Kahlo Corporation, que posee los derechos e intereses de marca registrada para Frida Kahlo en todo el mundo, lo me hace recordar el texto de Avelina Lesper ¿FKC O KFC?

Te puede interesar| Frida Kahlo: Imagen y comercio

Pero deben saber que más allá de la pareja hubo otros agentes artísticos cuyo trabajo, técnica y discurso también merecen valía y reconocimiento; y es por eso que te invito a conocer a 5 pintores mexicanos dignos de ver que no son Frida Kahlo y Diego Rivera.

1. José María Velasco

Cañada de Metlac
José María Velasco (1840- 1912)
1893
Óleo sobre lienzo
104 x 160.5 cm
Museo Nacional de Arte

Muchos o pocos saben de la influencia y el papel en la formación de artistas extranjeros que vinieron como maestros para la entonces Real Academia de San Carlos; pero sin lugar a duda, todo el mundo conoce el trabajo de uno de sus alumnos más destacados: José María Velasco, por ser portada de varios libros de la SEP. 

Velasco destacó por su gran dominio de la perspectiva y crear unos hermosos paisajes que le valieron reconocimiento hasta en Europa. Si bien, sus obras más conocida son sobre los paisajes del Valle de México, te invito a darle una ojeada a sus bocetos de botánica o a su proyecto con los ajolotes, en el Museo Nacional de Arte.

2. Guadalupe Carpio

Autoretrato con Familia
Guadalupe Carpio (1828- 1892)
1865
Óleo sobre tela
157 x 82.5 cm
Munal
Fotografía: Secretaría de Cultura

En el siglo XIX se abrió la Academia de Arte para el género femenino. Entre las primeras se encontraba la hija de un poeta: Guadalupe Carpio. Gracias al apoyo familiar y su gran destreza y técnica se mantuvo activa durante, aproximadamente, 20 exposiciones en la Academia de San Carlos y una participación en la Internacional de Filadelfia.  

Su trabajo se concentró en el retrato, en donde no solo representaba a los miembros de su familia; también, se colocaba como todo un agente cultural con sus herramientas de trabajo o en la creación de un cuadro.  

3. Maria Izquierdo

Bailarina ecuestre 
María Izquierdo (1902- 1955)
1932
Acuarela
 26 x 21 cm. 
Colección del Museo de Arte Moderno de Gómez Palacios, Durango (México).

María Izquierdo demostró que el destino no está predeterminado. Después de salir de un matrimonio tormentoso, la jalisciense se concentró en la creación de obras pictóricas que no solo reflejaran el país que amaba; también, la posición de la mujer en un México posrevolucionario y la perspectiva femenina en el desnudo.  

Fue la primera artista de su tiempo en exponer obras en el extranjero. Asimismo, dejó de lado la influencia muralista y la forma en cómo se representaba a la fémina, rompiendo paradigmas y plasmando su propio estilo.

4. Aurora Reyes

5Atentado a las maestras rurales
Aurora Reyes (1908- 1985)
1936
Mural al fresco
2 x 4 m.
Centro Escolar Revolución.

Al hablar de Muralismo Mexicano hay tres nombres que lo acaparan todo: Siqueiros, Orozco y Rivera. Sin embargo, en esta vanguardia del siglo XX, también encontramos talento femenino. Entre las primeras está Aurora Reyes, una estudiante a la que se le acusó de libertina en la Escuela Nacional de Bellas Artes por lo que tuvo que concluir su formación como autodidacta. 

En 1925 logra su primera exposición individual en la galería ARS. Posteriormente, tuvo presencia en el Salón de la Plástica Mexicana y en la Secretaría de Educación Pública; a la par que conformaba la Tribuna de México, un espacio de libre pensamiento.

5. Dr. Atl.

Paricutín 
Dr. Atl (Gerardo Murillo) (1875- 1964)
ca. 1943
Atl colors y óleo / cartón
72 x 93 cm
Colección Blaisten

Gerardo Murillo Cornado, mejor conocido como Dr. Atl., fue un hombre con una amplia formación en filosofía y derecho, más allá de las artes; se caracterizaba por ser multifacético y ser maestro de las grandes referencias del Muralismo Méxicano.

Fue conocido por sus paisajes, mis favoritos, los del Paricutín, porque logra plasmar su fuerza y capacidad de acción. 

Otros puntos destacables, fueron la innovación en sus técnicas con colorantes, los conocidos “Atl colors”, la categoría de aeropaisaje, las monografías sobre iglesias de México y sus representaciones de las artes artes populares; sin duda, fundamentales para la educación pública. 

Cómo podrás observar con esta probadita, el talento mexicano es vasto y diverso. 

Por lo tanto, la próxima vez que quieras hablar de arte mexicano, investiga y demuestra que no todo es Frida Kahlo y Diego Rivera.