surrealismo

El surrealismo es un movimiento literario y artístico del siglo XX; creía en la existencia de otra realidad y en el pensamiento libre; el mismo que reflejó plasmando un mundo absurdo, ilógico, donde la razón no puede dominar al subconsciente (Costas, 2008). 

Como en muchos otros movimientos y vanguardias, la mujer estuvo presente, pero no sólo como musa, sino como creadora en las diferentes disciplinas en las que permeó; demostrado que la fémina no es solo sensibilidad, sino también talento y genialidad. 

Con la intención de demostrarlo, en esta ocasión te  presento a 5 mujeres surrealistas del siglo XX, sin cuyo trabajo el surrealismo no hubiera puesto en jaque al sistema y a la historia tradicional del arte.

1.- Louise Bourgeois

Louise Bourgeois (1911–2010)
Maman/ Madre 
Escultura 
927 x 891 x 1023 cm
Bronce, acero inoxidable y mármol.
Museo Guggenheim, Bilbao (España)

También conocida como la mujer araña por sus famosas esculturas arácnidas, que remiten a la madre de la artista, la cual era tejedora. Su trabajo hace referencia al ser humano, y de este, se concentra en sus traumas, miedos e ira. 

Consideraba al arte como una especie de terapia, lo que ha llevado a considerar su trabajo como autobiográfico, o (al menos) un reflejo de sus traumas emocionales; considerados por Miguel Calvo Santos (2016) su impulso creativo y del cual surgen los temas principales de la artista, lo cuáles nos recuerdan la crudeza de las emociones, y la capacidad de traducir materiales orgánicos o industriales en obras artísticas con un fuerte potencial e impacto.  

2.-  Jacqueline Lamba

Jacqueline Lamba (1910 – 1993)
La forêt
1947
Pintura
76 x 102 cm
Banco de imágenes de ADAGP

 © Foto: Jean Bernard

No solo es la ex de André Breton, sino también una pintora propulsora del surrealismo, que más adelante, llegó a interesarse en la abstracción lírica.  

Victoria Combalía (2013) nos comparte que su “rasgo más personal son las luces, extrañas, metafísicas, como llamas primero y como chispazos después, que aparecen en casi todas sus obras”.


Participó en la Exposición Surrealista de Objetos de la galería Ratton de París en 1936, la famosa Exposición Internacional surrealista de la Galerie des Beaux-Arts de 1928, Exhibition by 31 Women de Peggy Guggenheim, por mencionar algunas; y de acuerdo algunas fuentes, pintó paisajes hasta que sus manos perdieron la fuerza para sostener el pincel.

3.- Dorothea Tanning

Dorothea Tanning (1910- 2012)
Cumpleaños (autorretrato de la artista)
1942
Óleo sobre lienzo
102,2 x 64,8 cm
 Museo de Arte de Filadelfia

Pintora, ilustradora, escultora y escritora estadounidense, cuyo trabajo nos transporta a mundos imaginarios y escenas oníricas. Muchas de ellas representan escenas inquietantes que salían de su inconsciente. También incursionó en los decorados, trajes para ballet y teatro; sin duda, toda una mujer multifacética que logró trascender la figura de su amante, Max Ernst.

Con el tiempo, incursionó con materiales blandos para hacer escultura,y en nuevos estilos de los que resaltan sus pinturas prisma (más adelante tituladas insomnios) en donde observamos lugares de ensueño; en donde siguen presentes dejos del surrealismo.

4.-  Dora Maar

Estudio de publicidad / Pétrole Hahn, 1934-1935.Fotografía de Dora Maar / Cortesía del Centre Pompidou / RMN-GP

Henriette Theodora Markovitch, conocida como Dora Maar, fue una artista plástica, pintora, fotógrafa y escultora francesa que no sólo se relacionó con Picasso; también creó un referente surrealista en la fotografía. 

Su trabajo nos muestra una serie de montajes fotográficos impregnados de atractivo visual, que no solo denotan las intenciones de la artista, sino que van develando nuestros propios deseos. 

Asimismo, era una mujer emprendedora, pues creó un estudio fotográfico junto a Kéfer, además de exponer en numerosos lugares y formar parte del círculo surrealista de París en los años 30.

5.- Lee Miller

Desnuda inclinada hacia adelante [se cree que es Noma Rathner], París, Francia c1930 por Lee Miller © Lee Miller Archives, Inglaterra 2018. Todos los derechos reservados. leemiller.co.uk

Lee Miller comenzó su carrera como modelo,  en donde tuvo mucho éxito y reconocimiento. Después, durante un viaje a París, conocería al hombre que le presentaría el surrealismo y la convertiría en su amante: Man Ray, del cual no solo fue su musa, también su alumna.

Nuría Luis (2020), también la considera trascendental para el descubrimiento de la solidarización. Un proceso de manipulación de fotografía que se le suele atribuir a Ray.

Incluso hay quienes afirman que ella fue la inventora, ya será el tiempo el encargado de esclarecer este asunto. 

Lo que sí sabemos, es que posteriormente superaría a su maestro al llegar a consagrarse como una gran fotógrafa, que llegó incluso a trabajar con Elizabeth Arden y Saks Fifth Avenue.

Y bueno, la lista podría seguir y seguir; la presencia femenina es vasta y diversa en el surrealismo. Lo presente es solo un dejo de la Historia del Arte que está tratando de abrirse paso dentro de las instituciones museísticas, con muestras como la de In Wonderland: Surrealist Adventures Of Women ArtistS, realizada en el LACMA en el 2012, ó en cuentas de Instagram como surrealism.worldRevisionist Surrealism o surrealistagram, hoy en día.

Te podría interesar |Hilma af Klint: pionera del arte abstracto