racismo

El 25 de mayo del 2020, permanecerá en nuestras memorias como el día en el que se le arrebató la vida a George Floyd; evento que marcó el  inicio de una serie de manifestaciones que se levantaron en contra del racismo. 

Ese día el telón cayó y dejó expuesta la violencia policial en EE.UU,  pero sobre todo exhibió las profundas raíces de la discriminación racial, aún vigentes en pleno 2020.

George Floyd y sus últimas palabras —I can’t breath— se transformaron en el estandarte de las protestas que se dieron en múltiples lugares de EU. 

La presión fue en aumento, y las redes sociales explotaron tanto de imágenes en contra del racismo, como de palabras de apoyo provenientes de otras minorías.

Nadie se quedó atrás; artistas, influencers, y todo tipo de usuarios fueron los responsables de traer a la vida esa parte de la historia ya vivida y olvidada.

La sociedad de todo el mundo manifestó su indignación ante tal acto de odio, pero quienes prefirieron hacerlo de manera pacífica, escogieron buscar en los libros palabras de grandes personajes y autores que en su momento se pusieron de pie y le plantaron cara al racismo.

“Busco el día en el que la gente no sea juzgada por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter” Martín Luther King

Esta y otras frases fueron las que resonaron en redes sociales e hicieron que el mundo volteara a ver el pasado que preservan los libros; así como sus enseñanzas y lecciones imborrables, que son heredadas generación tras generación.

Combatir al racismo leyendo

Malala Yousafzai, en su discurso ante la Asamblea General de la ONU dijo:

“Un niño, un profesor, un libro y una pluma pueden cambiar al mundo. La educación es la única solución”.

Como nosotros creemos en la certeza de estas palabras, te presentamos 5 títulos escritos por mujeres y hombres negros, que dejaron como patrimonio escrito su lucha contra el racismo.

1. Entre el Mundo y yo

A lo largo de este libro se extiende una hermosa reflexión, que deja un padre a su hijo acerca de la realidad social de Norteamérica, y el cómo debe enfrentarse a esos problemas sociales siendo una persona afrodescendiente.

En las primeras páginas, se narra una realidad que se asemeja a la de ahora: “El año en el que te enteraste de que Eric Garner fue ahogado por vender cigarrillos; de que Renisha McBride fue disparada por buscar ayuda; y de que a John Crawford le dispararon por merodear en una tienda. Has visto a hombres vestidos de uniforme y asesinando a Tamir Rice, un niño de 12 años a quien juraron proteger. Y has visto a hombres con el mismo uniforme golpear a Marlene Pinnock, la abuela de alguien, a un lado de la carretera”. 

2. El ferrocarril subterráneo:

Más que una novela, son anécdotas reales que el escritor Colson Whitehead recopiló de los esclavos que trabajaban en las plantaciones en Georgia. Dentro de este sistema de obras, había una compleja red de caminos y refugios secretos, que tenían como fin, posibilitar la huida de los esclavos de las plantaciones.

3. El odio que das: 

Desde que George Floyd murió este libro de Angie Thomas se vio en medio de una gran disputa entre editoriales que buscaban hacerse de los derechos.

La historia trata sobre una adolescente llamada Starr, que vive entre un barrio pobre de gente negra, y un barrio residencial blanco. Pero todo cambia cuando Starr es testigo del asesinato de su mejor amigo, Khalil, a manos de un policía blanco.

4. El color de la justicia:

Dentro de este libro de Michelle Alexander se responde la pregunta: ¿por qué los hombres negros, tienen más probabilidades de ser asesinados por un policía blanco?

El autor se encarga de desafiar la idea equivocada que indica que tener un presidente negro como Obama, lo iba a cambiar todo en cuestión de racismo y sus injusticias.

5. Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado:

En esta autobiografía, Maya Angelou nos comparte los momentos en los que tuvo que hacerle frente a las agresiones raciales y sexuales que sufrió por parte de hombres blancos en California. 

La lectura de estos libros, nos dará un golpe de realidad, para indignarnos otra vez con las historias y discursos de los oprimidos. Que han logrado plasmar con gran belleza y publicar con éxito sus vivencias en grandes obras literarias, listas para ser leídas por las generaciones futuras.

¡Que la lucha no termine, hasta que haya justicia!

Te puede interesar: 5 lecciones de vida que nos regala “El Principito”